Emotivo homenaje a las victimas del franquismo en el puerto de la Tejera

En el puerto de la Tejera, entre Salinas de Añana y Paul, junto a la carretera, había un paraje conocido por los vecinos de la zona como El hoyo de los muertos, ya que sabían que allí yacian varias personas asesinadas por los fascistas en 1936. Han tenido que pasar 74 años, y una larga lucha lucha de las hijas de Primitivo Fernandez de Labastida, para que los cuerpos de su padre, labrador y vecino de Santa Gadea del Cid, y los del matrimonio formado por Monica Barron y Florentino Garcia, vecinos de Villanueva de Soportilla fueran recuperados.

Con motivo del triste aniversario de la desaparición de estas tres personas Ahaztuak les realizó un homenaje el pasado sábado, en el que se descubrió un monolito en el lugar en el que hasta hace 2 meses estaban enterrados.

El homenaje comenzó con las palabras de Martxelo Alvarez, representante de Ahaztuak, que recordó la ayuda de los vecinos de la zona a la hora de señalar el lugar del enterramiento y en las labores de búsqueda y desenterramiento, y la voluntad de la familia en la busqueda de los restos de sus seres queridos. Apostó por romper el miedo, que hoy en día continua vigente, y convertir este lugar en un lugar de la memoria.

Posteriormente tomo la palabra la hija de Primitivo, la cual no le llegó a conocer, ya que nacio 15 día despues de que su padre fuese secuestrado y asesinado. Recalcó la gran satisfacción que sintió al recuperar los restos de su padre y animo a otras personas a recuperar los restos de sus sres queridos. A su vez también agradeció la ayuda prestada a Ahaztuak y a los habitantes de Salinas. También Nieves, la nieta de Primitivo, participó con la lectura de un texto en recuerdo de su abuelo.

La hija de Primitivo fue la encargada de descubrir un monolito, que posteriormente fue llenado de claveles por los asistentes al acto. Para terminar se plantaron tres arboles en memoria de los tres fusilados

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ACTO DE MEMORIA Y HOMENAJE EN LA FOSA COMÚN DE “LA TEJERA”, EN RIBERA ALTA (ARABA)

Ahaztuak

El próximo sábado, día 4 de Septiembre, se cumplirán setenta y cuatro años de que Primitivo Fernández de Labastida Urruchi y el matrimonio formado por Mónica Barrón del Val y Florentino García Valencia fueron asesinados por uno de los “escuadrones de la muerte” al servicio de los golpistas alzados en armas el 18 de Julio de 1936 contra la voluntad popular representada en el gobierno de la II República. El primero era un labrador vecino del pueblo burgalés de Sánta Gadea del Cid y los dos conyuges eran tambien campesinos y vecinos de Villanueva-Soportilla, pequeña localidad tambien perteneciente a la provincia de Burgos.

A finales del pasado més de Junio y tras varios fines de semana de busqueda voluntarios de Ahaztuak 1936-1977, junto con familiares de Primitvo Fernández de Labastida y vecinos del concejo conseguimos dar con la ubicación concreta de la fosa y con los restos de estos tres desaparecidos. Pocos dias despues junto con miembros de “Aranzadi” procedimos a la exhumación de esta fosa para proceder posteriormente al proceso de identificación de los restos que en estos momentos continúa.

Como en otros casos ha tenido que ser la voluntad familiar y popular la garante e impulsora del trabajo por seguir haciendo justicia a las decenas de miles de desaparecidos que aún esperan en los centenares de fosas dispersas por todo el Estado español, repitiendose una de las fotos habituales en este modelo de impunidad vigente y que es como vemos una y otra vez parte consustancial del modelo de democracia que tenemos: ningún miembro del estamento judicial se personó en la fosa ni levantó acta alguna, ningún miembro de ninguna policia tomaría muestras, nadie abriría ningún expediente judicial ni ninguna investigación para esclarecer este crimen y buscar autores y responsabilidades… Y eso que estamos hablando de un caso evidente de secuestro, de desaparición forzada y ejecución extrajudicial enmarcado en un proceso de genocidio político y en una dinámica planificada y continuada de delitos de lesa humanidad, crímenes que no prescriben y que nunca dejan de ser perseguibles según los acuerdos internacionales suscritos tambien por este Estado español que los desconoce en su territorio.

Ahora, a dos meses de encontrar sus restos y de exhumarlos para poder entregarselos con la certificación de su identidad a sus familiares, desde Ahaztuak 1936-1977 conjuntamente con los vecinos de Gesaltza, de Ribera Alta y de esa Cuadrilla de Añana que tanto nos han ayudado y que son la muestra palpable de una voluntad popular que junto con la de tantos familiares es la está haciendo fracasar el modelo de impunidad español para con los crimenes del franquismo, el próximo sábado, día 4 de Septiembre, fecha en que se cumple un nuevo aniversario de su secuestro, desaparición y asesinato, celebraremos un Acto de Memoria en el lugar donde se hallaba la fosa común a la que fueron arrojados. Será a las 12:30 del mediodía y en el marco del mismo descubriremos un monolito junto con una placa que recordará y señalará este lugar como un lugar de memoria, junto con los nombres de los que aqui fueron asesinados. Junto con ello plantaremos tres árboles que de forma simbólica remarcarán la frase del escritor y político gallego Castelao que presidió los trabajos de exhumación de esta fosa “No enterraron cadáveres, enterraron simiente”, una simiente de personas que creyeron en unos valores de Libertad y Justicia Social y buscaron un modelo económico, político y social donde esos valores pudieran desarrollarse y fructificar, algo que pagaron con sus vidas, pero que hoy junto a sus restos y su memoria volvemos a recuperar para honrarla, pero sobre todo para llevarla a la práctica.

En el homenaje, junto a los familiares y las personas que formamos Ahaztuak 1936-1977 estarán tambien presentes familiares de otras personas desaparecidas y de otras victimas del régimen franquista que hermanados en la memoria de los nuestros y en la reivindicación del fin de la impunidad para los crimenes del franquismo llegarán de otros puntos de Euskal Herria y tambien del Estado español.

Os esperamos para compartir esos entrañables momentos.

http://ahaztuak1936-1977.blogspot.com/2010/08/blog-post.html

Hallan los restos de tres personas ejecutadas por los franquistas en Araba

Ahaztuak

Miembros y voluntarios de la asociación Ahaztuak 1936-1977 junto con técnicos de la sociedad Aranzadi procederemos durante este fin de semana a la exhumación de una fosa común situada en Ribera Alta, en territorio alaves, cerca del Puerto de La Tejera.

La fosa ha sido localizada gracias a los testimonios de personas del entorno que eran niños y adolescentes en la época de los hechos –principios de Septiembre de 1936- y tambien gracias a la información de los propios familiares de una de las personas que según todos los indicios reposan en la fosa y que todo apunta a que sean un vecino de Santa Gadea del Cid y un matrimonio vecino de Villanueva-Soportilla, pueblos burgaleses distantes pocos kilometros del lugar del enterramiento.

Tras ponerse en contacto los familiares hace varios meses con miembros de nuestra asociación para requerirnos ayuda en las tareas de localización y exhumación de esta fosa, el pasado 29 de Mayo comenzamos a realizar varias catas en la zona señalada por los testimonios recogidos. Dichas catas hubieron de prolongarse durante tres fines de semanas consecutivos, hasta que el pasado sábado, día 12 de Junio, y cuando ya estabamos a punto de desistir dimos por fin con los restos de uno de los cuerpos, hecho que confirmó la existencia del enterramiento clandestino en este lugar.

Tras dar parte del hallazgo al Juzgado de Guardia de Vitoria y este inhibirse como viene siendo habitual en el caso de fosas comunes que contienen los cuerpos de personas ejecutadas extrajudicialmente por fuerzas integradas en el movimiento golpista surgido el 18 de Julio de 1936, los familiares junto con Ahaztuak 1936-1977 hemos decidido llevar a cabo la exhumación de esta fosa el próximo fin de semana. Para ello contaremos con la ayuda de varios arqueólogos y antropólogos colaboradores de nuestra asociación y tambien con la experiencia largamente probada de los técnicos de Aranzadi que participarán tanto en las labores de exhumación como en las posteriores de análisis de laboratorio e identificación.

La exhumación, primera en la que toma parte nuestra asociación, la realizaremos bajo el lema “No enterraron cadáveres, enterraron simiente”, frase del gallego Castelao que refleja certeramente que nuestra tarea no sólo la realizaremos desde el punto de vista de dar cauce a la búsqueda familiar llevada en este caso a buen término, sino de reivindicar tambien las ideas de Libertad, Progreso y Justicia Social que eran los de tantos hombres y mujeres, ciudadanos de la II República, y que como estos tres que reposan en la fosa que exhumaremos fueron asesinados por ello. Del mismo modo queremos denunciar la persistencia del modelo español de impunidad actualmente vigente y que se concreta una vez más en la inhibición del estamento judicial que se niega a abrir ningún procedimiento respecto a los asesinatos extrajudiciales.

Queremos agradecer tambien de forma intensa el comportamiento solidario, asi como el respeto y el cariño, que en todo momento nos han demostrado tantas personas de Gesaltza-Salinas de Añana y pueblos aledaños que en todo momento nos han arropado y han estado con nosotros “a pie de fosa” compartiendo momentos duros pero llenos de sentimiento acreedores de una intensa fraternidad humana.

http://ahaztuak1936-1977.blogspot.com/2010/06/exumacion-en-ribera-alta-araba.html

Campos de concentración en la provincia de Burgos 1936-1939

Román-Fernando Labrador Juarros
Extracto del Trabajo de Investigación “Prisioneros y Campos de Concentración en la España de Franco durante la Guerra Civil. Los Campos de Concentración de Prisioneros en la Provincia de Burgos”. Programa de Doctorado U.N.E.D. Madrid Septiembre 2.000.
Hablar de prisioneros y campos de concentración en la provincia de Burgos no es sino un capítulo más, muy importante evidentemente, dentro del marco genérico de la represión franquista en el periodo correspondiente a la Guerra Civil, un capítulo
absolutamente desconocido de nuestra historia más reciente., no en vano fue esta provincia especialmente seleccionada por el sistema militar y penal de los sublevados para dar ubicación a un buen número de instalaciones de reclusión, pues hasta cinco
llegaron a establecerse –San Pedro de Cardeña, Miranda de Ebro, Lerma, Aranda de Duero y Valdenoceda-, sin contar que incluso la Prisión Central, los últimos meses, también acogió presos de los militares.
La limitación temporal viene marcada por la propia cronología de la guerra, pues la principal intención es, una vez certificada la existencia de este tipo de establecimientos de reclusión, adentrarnos en la realidad de aquellos que funcionaron en esta provincia en el contexto del conflicto bélico y no como consecuencia de purgas o redadas post- victoria.
En el presente estudio se presenta un rápido repaso a las características más importantes y funcionamiento de estos campos.
comunicII-3

Campo de concentracion de Miranda

El Proyecto de construcción del campo de concentración de Miranda nació el 5 de julio de 1937, cuando se planifico, desde el gobierno nacional instalado en Burgos, la construcción de cuatros campos de concentración en las cercanías del frente. El campo de concentración fue construido en un periodo de dos meses, en los cuales fue utilizada mano de obra local de manera forzosa.

Los primeros prisioneros que albergo el campo, que contaba con 1500 plazas, fuero presos republicanos capturados en el frente del norte. Las 1500 plazas iniciales pronto fueron cubiertas con la llegada de nuevos reos de otros campos, o directamente del frente, lo que provoco un hacinamiento en los barracones y un empeoramientos de las condiciones de los detenidos. No se contaba con letrinas, el frío y la humedad producía enfermedades en los prisioneros, que debido al hacinamiento no tardaban en propagarse por todo el campo. Como apunte en 1937 se registra el hundimiento de un barracón que provoco heridas a mas de 150 personas.

Aparte de las condiciones en las que se encontraban los presos, también tenían que soportar los discursos del capellán y el general del campo, dando vivas a Franco y la paz que traería consigo y humillando al contrincante. Eran obligatorio cantar himnos falangistas y el saludo del brazo a la romana, mientras cada mañana se izaba la bandera nacional. El campo también contó con prisioneros de las brigadas internacionales.

Tras la visita de Heinrich Luitpold Himmler, comandante de las SS, y ministro de Interior nazi, a Miranda en 1940, comenzó la llegada de alemanes, sobre todo a partir del 23 de octubre de 1945, la mayoría miembros de la gestapo. El campo paso a la dirección de Paul Winzer, renombrado nazi. En su mando el campo fue convertido en un centro de detención nazi, donde se sometió a interrogatorios y tortura a numerosos presos.

En el campo fueron encarcelados enemigos políticos del régimen totalitario nazi, así como franceses y miembros de otros países, los cuales huían por Francia a trabes de los pirineos. Alrededor de 33.000 personas cruzaron los pirineos huyendo de la invasión nazi con ayuda de algunos republicanos. También fueron encarcelados multitud de judíos, miembros de las resistencias antifascistas, así como, soldados aliados. En 1943 contaba con 3.500 internos extranjeros.

La influencia de la gestapo fue perdiendo fuerza tras el avance de la II guerra mundial y el distanciamiento de Franco de Hitler y Musolini. La ultima etapa del campo consistió en albergar a desertores de las filas del ejercito nazi los cuales huían al ver el avance de las tropas aliadas por Europa.

En enero de 1947 todos los presos que todavía permanecían internos en el campo fueron trasladados a la cercana prisión de Nanclares de la Oca. El ultimo uso dado al campo fue en el periodo entre 1949 y 1953 como centro de reclutas, en 1954 el campo fue derribado.

En el año 1986 se realizo un homenaje a todos los prisioneros antifascistas, republicanos y internacionales, que estuvieron internos, en el transcurso del homenaje se coloco, por parte de izquierda mirandesa, una placa en memoria de todos los presos cautivos en el campo. En el año 2007 se coloco otro monumento, en el cercano parque Emiliano Bajo, alcalde Republicano asesinado tras el alzamiento, colocado por la asociación de la memoria histórica, el monumento es obra de Eugenio Cabello.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Felix Padin: un hombre libre

Radio Onda Expansiva

En este nuevo programa radiofónico hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Félix Padin, un hombre libre, como el mismo se define con quien repasamos su experiencia vital de militancia libertaria.

Félix es un compañero que tras ser detenido al año del inicio de la Guerra Civil realizó un periplo por varios de los campos de concentración con el que el franquismo regó nuestra geografía. El último de ellos; el campo de concentración de Miranda de Ebro, ciudad a la que nos desplazamos para poder escuchar las múltiples experiencias de este hombre, que a pesar de sus 92 años de edad, conserva su carácter activo desbordante de pasión.

Para escuchar la entrevista pinchad el siguiente enlace

http://ondaexpansiva.net/?p=65

IZQUIERDA MIRANDESA celebra un año más, el aniversario de la proclamación de la República

Izquierda Mirandesa

Hoy, 14 de Abril, a partir de las 8,30 h. de la tarde, se homenajeará a una persona que sufrió la represión franquista. Este año se recordará a D. Antonio Mera Fernandez, que un día de Agosto de 1936, en compañía de una docena de personas maniatadas y con grandes muestras de las palizas recibidas, fué montado en un camión, con paradero desconocido, y después vilmente asesinado. Todavía se desconoce en qué cuneta o lugar está enterrado.
Todos sabemos que la represión en Miranda fué terrible, y que será difícil conocer su verdadera dimensión, pero en los archivos de la guardia civil tiene que constar. ¿A qué esperan para dar luz a éstos y otros hchos? La República traía cultura, sanidad, derechos para personas y pueblos, pero se interpuso la santa cruzada franquista. Nuestra obligación es seguir luchando por una República democrática que reconozca todos los derechos a las personas y la facultad de decidir por si mismos a todos los pueblos del Estado.