Mujeres en la Calle volvió a denunciar la violencia machista

El pasado jueves la agrupación feminista Mujeres en la Calle volvió a denunciar la persistencia de la violencia machista, y homenajear a las mujeres que han sido asesinadas durante este mes.

A su vez, se denunció que durante lo que llevamos de año han sido 28 mujeres asesinadas, y esto no es más que la punta del iceberg de la violencia que sufren las mujeres en la sociedad patriarcal en la que vivimos.

Manifiesto:

¿Por qué nos asesinan?

En 2016 a las mujeres se nos asesina. Llevamos 28, en estos tres primeros meses del año, pero ¿Por qué?

Lo primero que hemos de tener en cuenta es que la experiencia de ser mujer en una sociedad machista no es un hecho individual, sino colectivo. Es algo que todas sufrimos solo por el hecho de ser mujeres.

A las mujeres se nos asesina porque ser mujer en esta sociedad patriarcal significa que corremos un alto riesgo de ser agredidas sexual, psicológica, física, económicamente; acosadas, cosificadas, estigmatizadas, relegadas a ser ciudadanas de tercera categoría, tratadas como a menores de edad, tuteladas, invisibilizadas … y/u otras muchas cosas.

Es decir, en esta sociedad a las mujeres nos asesinan por ser mujeres.

En esta sociedad, a pesar de ser la mitad de la población, las mujeres somos vistas como “un subgrupo” ya que la referencia que tomamos de normalidad es la masculina. Esta se presenta como si fuese neutra, pero no lo es, en cuanto a que no representa ambos sino que es la generalización de “lo masculino”(este fenómeno se encuentra claramente representado en el lenguaje por ejemplo), mientras que “lo femenino” se encuentra subcategorizado (revista para mujeres, literatura para mujeres, videojuegos para chicas…)

Al ser consideradas como subgrupo, ya se puede generalizar, juzgar, opinar, comentar sobre cada decisión de nuestras vidas, nuestros físicos, nuestros méritos, nuestros cuerpos… Somos
personas a las que se debe guiar por dónde ir, advertir sobre qué miedos tener, señalar qué reclamos hacer, imponer qué tareas desempeñar, indicar cuándo hablar… y/u otras muchas cosas.

A las mujeres se nos acaba asesinando sí; pero esa es la manifestación última y más grave de la sociedad patriarcal en la que vivimos. Es la punta del iceberg de la violencia que el género femenino sufre a diario. Es el drama. Es el final del camino.

Entonces… ¿Por qué se nos asesina?

El patriarcado es la sociedad en la que se asigna unos roles a quien nace con sexo masculino, y otros roles a quien nace con sexo femenino. La sociedad patriarcal (y el binarismo de género)
determina las funciones que cumplirá cada persona dependiendo de su sexo biológico desde el mismo momento de su nacimiento. Así de sencillo.

Esta segregación de la sociedad, que es binaria e invisibiliza el resto de identidades de género, además de ser sexista, otorgando funciones diferentes a las personas por su sexo biológico,
también es machista, ya que las funciones otorgadas a los hombres son valoradas en la sociedad por encima de las otorgadas a las mujeres. Es por esto que este tipo de sociedad confiere a quien nace hombre más valor que a quien nace mujer.

Así, de manera subconsciente sigue existiendo la concepción de que a una mujer se la puede tratar de una manera que no se haría con un hombre, en el fondo se reproduce la idea de que
con una mujer pueden tomarse licencias que con un hombre no se tomarían. La sociedad nos ha educado para no respetar de la misma manera a un hombre que a una mujer.

Por eso se nos asesina, por la misoginia interiorizada. Por el odio, por el desprecio, por el descrédito de lo femenino. Por el prejuicio, por el privilegio de los hombres sobre las mujeres.

Porque todo esto esta interiorizado y lo reproducimos cada día en nuestras vidas, en mil actos.

Porque tenemos una imagen de normalidad que no debería ser normal (amor=celos=posesión=control)

Se nos asesina porque se educa a las niñas para que se comporten como la sociedad espera de ellas y se culpabiliza, cuestiona y castiga a las mujeres si nos rebelamos, en vez de apoyarnos para luchar por defendernos.

Se nos asesina porque somos mujeres, porque la sociedad permite la desigualdad mientras ocurre y sólo condena cuando una ya está violada o muerta y ni aún así.

Pero sobre todo, sobre todo, se nos asesina porque esta sociedad alienta y educa hombres que creen que tienen el derecho de poseer a las mujeres, de tomar sus vidas y hacer con ellas lo que quieran, de disponer de ellas, de convertirlas en esclavas, de acabar matándolas. La educación patriarcal hace que siga habiendo hombres que sienten que la vida y la libertad de las mujeres valen menos que las suyas.

Por eso mientras esto ocurra sigue siendo necesario que señalemos las causas y a los culpables: asesinatos, feminicidios, asesinos machistas, y llamemos a las cosas por su nombre: complicidad del estado, permisividad y colaboración de la sociedad y la educación.

Sigue siendo vital que rechacemos y denunciemos la falsa ilusión de igualdad que nos quieren hacer creer que existe en un estado en el que son asesinadas más de 100 mujeres al año, es vital que nos replanteemos la educación que damos a nuestras hijas e hijos y los comportamientos que tenemos a diario, es vital que nos organicemos como mujeres para luchar por conseguir una igualdad real de derechos que a día de hoy se nos sigue negando, por eso mientras esto siga ocurriendo

¡Guerra al Patriarcado! ¡Larga vida a la Lucha Feminista!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s