Miranda muerta

miranda2miranda3

Este sabado la emisión del documental “Ciutat Morta”, han pùesto encima de la mesa la brutalidad y la corrupción policial, que a través de burdos montajes pudo destrozar la vida de varias jóvenes, llevando a Patricia Heras al suicidio.

Este documental es un estremecedor ejemplo de la impunidad policial, pero lamentablemente esta no se produce sólo en Barcelona. A mi personalemente viendo el documental me han venido a la cabeza las historias de muchos amigos de Miranda que se han visto envueltos en casos similares, por suerte ninguno ha terminado de manera tan trágica, pero los que lo tuvieron que sufrir vieron marcadas sus vidas. Se trataba de personas con ideologías y militancias políticas concretas, a las que se pretendió castigar por ello, y seguramente también de una estrategia para aprovechar por cercanía del llamado “conflicto vasco” y cobrar 800 euros más al mes, como pedían abiertamente los respresentantes de los “sindicatos” policiales.

En un corto espacio de tiempo varios jóvenes fueron detenidos y agredidos por distintos cuerpos policiales, impuntádoles delitos como atentado a la autoridad. Además de las humillaciones y torturas sufridas en dependencias policiales, tuvieron que vivir con la incertidumbre de la posibilidad de entrar en la cárcel, simplemente por montajes urdidos en las comisarias de nuestra ciudad. Por suerte ninguno tuvo que entrar en prisión, a pesar de ser condenados en algunos casos, ya que la judicatura aceptó las versiones policiales, a pesar de contener múltiples contradicciones, al mismo tiempo que archivaban las denuncias por malos tratos, aunque estuvieran avaladas por informes médicos.

Esto ha pasado aquí, y esta violencia ha sido ejercida tanto por la policía nacional como por la policía local. En lo que se refiere a la policía nacional, no es de extrañar conociendo la trayectoria de su comisario, el mismo que en la huelga general de 2010 agredió, sin ninguna provocación previa, a los manifestantes, dejando varios heridos. En este caso la justicia actuó, pero condenando a los agredidos, dando por cierta una hilarante versión policial.

La policía local no se queda atrás, y sin que la excepción confirme la regla, un conocido policía ha sido condenado a un año de prisión por dejar inconsciente a un joven de un linternazo, y otros tres agentes están encausados por la agresión que costó la vida de Neptaly Reyes.

La denuncia de las agresiones policiales convocó a más de 100 personas a principios de 2009 delante de comisaría, pero a pesar que dicha concentración transcuyó sin incidentes, 13 de los allí congregados fueron acusados de, nada ni nada menos, que de apología del terrorismo, gracias a un atestado policial en el que cualquier parecido con la realidad era pura coincidencia. Finalmente dicha denuncia ha sido sobreseída por la Audiencia Nacional ha donde llegó. A lo que hay que añadir que esa misma noche se detuvo aun joven que participó en la concentración y que llevaba meses siendo acosado por agentes policiales.

Las agresiones fueron denunciadas en un pleno, pero la denuncia sólo contó con el respaldo de IU, el portavoz del PP, obviando la realidad negó que hubieran denuncias, y el PSOE dio la callada por respuesta, para poco después condecorar al comisario.

Estas experiencias nos marcaron a los que las vivimos de cerca, aunque por suerte no las vivimos en nuestras propias carnes, vimos como algunos supuestos amigos y revolucionarios de sábado noche se acobardaron y se negaron a declarar en defensa de sus amigos, el tiempo ha puesto a cada uno en su sitio. Pero también la solidaridad de los que lo denunciaron en la calle, o en los tribunales sin pedir nada a cambio.

Lo más terrible es que los responsables de estos montajes siguen manteniendo sus puestos, y su impunidad sigue latente. Por eso hoy más que nunca hay que tener claro que si queremos avanzar hacia un verdadero cambio social una de las tareas prioritarias es acabar con este violento modelo policial sustentado en la impunidad. Teniendo claro que la policía y la judicatura no son neutros, sino diques necesarios para el mantenimiento del orden establecido. A lo que hay sumar que en este Estado, no dejan de ser una herencia del antiguo régimen. Se podrá alegar que los policías y jueces actuales por razones de edad no tienen nada que ver con el franquismo, pero hay que tener en cuenta que no hubo ninguna depuración, y la impunidad se mantuvo. Estos son los alumnos directos de sádicos torturadores y personajes que firmaban condenas a muerte sin ningún tipo de escrúpulo. Por eso no es casualidad que la “democrática” policía se mofara de un detenido haciéndole escuchar el “Cara al Sol” mientras era golpeado.

http://diariodevurgos.com/dvwps/acoso-policial-en-miranda-de-ebro.php

Sobre el acoso policial en Miranda de Ebro

http://diariodevurgos.com/dvwps/miranda-de-ebro-contra-la-policia.php

https://infomiranda.wordpress.com/2010/09/30/%C2%BFquien-es-jose-aquilino-pelaez/

https://infomiranda.wordpress.com/2010/10/06/cnt-denuncia-agresiones-policiales/

https://infomiranda.wordpress.com/2010/07/31/verguenza/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s