No es un Rescate, no. Es un abordaje

Mesi (Creadores de la Memoria)

Antes de ayer, acontecimos a uno de los momentos más importantes, económicamente hablando, que ha sufrido este país en su historia. Europa nos “rescata” (Ya el concepto tiene su cachondeo), por mucho que Rajoy a.k.a. “No somos Uganda, somos la 4ª potencia Europea” se empeñe en negarlo, e intente darle una vuelta de tuerca a un eufemismo ya de por sí bastante sonrojante.

Esto, no es un rescate, en un rescate alguien a través de la empatía, salva de un peligro al otro con el fin de ponerlo a salvo de cualquier tipo de riesgo. En cambio, lo que vemos aquí es que una institución internacional, nos ha dado un dinero, con el fin de salvar SUS intereses de manera egoísta, y además, creando una obligación contractual con España en la que sale ganando monetariamente miles de millones de euros. En serio, esto es un abordaje, por la fuerza, sin preguntarnos a los afectados han entrado en nuestro barco, han hecho y desecho a su antojo, y nos han dejado a la deriva. Esa es la realidad del “Fondo de financiación europeo” que en tanta estima tienen Rajoy y el ministro que se ha caído de un Guindo, y del que no tengáis ningún tipo de dudas, pagaremos en nuestras carnes.

Lo que ha sucedido a grandes rasgos es lo siguiente. Europa ha venido y nos ha dado un dinero, con el ÚNICO fin de que el gobierno español dedique ese dinero al pago de las deudas que las ENTIDADES BANCARIAS PRIVADAS O PÚBLICAS tienen con otras entidades EXTRANJERAS. Es decir, Europa ha intervenido no para ayudar a España, sino para ayudarse a sí misma, y encima asegurándose que ese dinero se lo devolverá el propio estado español por las buenas o por las malas, porque NOSOTROS somos el aval de ese crédito. Este dinero no va destinado ni a financiar infraestructuras, ni para potenciar la inversión, ni para crear puestos de trabajo, es más, no servirá ni para que ese dinero vaya a potenciar los créditos a PYMES y que así se volviese a reactivar el ya maltrecho sistema capitalista a través de las inyecciones de liquidez. Simple y llanamente, este “rescate” es para Europa, y lo que leáis por ahí que diga lo contrario, es todo mentira.

Por supuesto que si los bancos reciben ese dinero, y los coeficientes de caja, los multiplicadores del dinero y la oferta monetaria varían, los bancos podrán sacar algo de dinero EN TEORÍA para ofrecer créditos. Pero si a su vez, estos tienen que llevar a cabo una serie de medidas de restricción y además devolver un interés a Europa, pues esto se dará con cuenta gotas, insuficiente para que tenga un ápice de repercusión en el mercado laboral español. Es más, los bancos tendrán incluso que tomar medidas respecto a inmovilizados y respecto a sus plantillas de empleados, pero eso lo explicaré más adelante.

También conviene aclarar, que de todas maneras habrá que esperar, porque yo no descartaría que acabáramos dentro de un tiempo pidiendo otro préstamos pero no solo para entidades bancarias, privadas o “públicas” (Entre comillas), sino para intentar activar otros puntos con dinero líquido, como sucedió en Grecia gracias a los gobiernos neoliberales, y que estos 100.000 millones, suenen a nada ante el montante total y de intereses que se crearían en nuestra contra con este nuevo rescate. Si esto sucediese, además de la vuelta de tuerca que nos van a dar con este “Fondo de financiación”, nos darían 100 más hasta reventar en mil pedazos la llave inglesa.

La jugada para Europa es perfecta, nos da un dinero que beneficia a su banca privada (En su mayoría Alemana, vaya por Dios, que casualidad), que refuerza el Euro, su imagen, y sus valores en el mercado del dinero y de la inversión monetaria, además de por supuesto asegurarse unos ingresos en forma de intereses que vendrán de nuestros bolsillos.

Para darse cuenta de donde nos hemos metido, solo hay que ver que Europa y sus estamentos, están consternados al ver la imagen de tranquilidad y de “aquí no ha pasado nada” del presidente del Gobierno, cuando ellos ya están avisando de que esto va a suponer unas restricciones importantísimas para el País, sus infraestructuras y sus ciudadanos.Unas restricciones que en Julio harán oficiales a la burocracia española y que deberán cumplirse de inmediato. Así, en frío, los bancos ya saben que van a tener que recortar gastos, y adquirir nuevos ingresos, y os preguntaréis… ¿Y esto que supone? Pues de primeras el cierre de varias sucursales, el despido de personal y consecuente reducción de plantilla de los bancos, además de la venta de estas sucursales y de gran cantidad de propiedades de inmovilizado de dichas entidades. Es decir, que de primeras, el sector que ha recibido 100.000 millones de euros, hará crecer el paro e imposibilitar de cara al futuro su  auge y capacidad de contratación.

Y para finalizar, respecto a España, pues nos tocará pagar. Daros cuenta que nosotros somos el aval, nosotros avalamos a la banca privada, como quién avala el crédito de su hijo con su piso. Nosotros somos los que con nuestro dinero, nuestros impuestos, avalamos a la banca, y si esta no consigue devolver los intereses de esa operación, lo pagaremos nosotros, y por ello, el gobierno, como ya se habla por Europa, tendrá que seguir una serie de obligaciones que se impondrán desde esta, para asegurar unos ingresos extra para que el riesgo de la operación no aumente. Y como ya se da por hecho desde los tecnócratas y economistas españoles y europeos, esto repercutirá en la subida del IVA, de los impuestos especiales, de la subida del alcohol, del tabaco y de los bienes de lujo, y SOBRETODO de la bajada o reducción (No se sabe si en cuanto a montante, duración o ambos) de los subsidios de desempleo. Es decir, que una vez más nos volverá a tocar a nosotros, una vez más, salvar la banca privada, ¿He dicho ya, una vez más?, con nuestro dinero, y con el desarrollo de nuestras vidas.

Esto es un abordaje, nos están dejando a la deriva, sin casi víveres y con la duda de si moriremos en el barco, esperando que aparezca una isla o un barco milagroso que de verdad nos rescate, o si lo haremos ahogados lanzándonos al mar.

Un pensamiento en “No es un Rescate, no. Es un abordaje

  1. Pues antes de que se acaben los víveres, habrá que comerse a los piratas. Porque esperar, en estado de shock, que aparezca algo milagroso (la mayor utopía hoy es pedir justicia), es darnos por muertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s