La resaca del rey de las injurias

Modesto Agustí – Diario de Vurgos

La Audiencia Nacional ha devuelto al Juzgado de Instrucción número 4 de Burgos  las diligencias abiertas tras la operación policial efectuada sobre jóvenes antifascistas la víspera del 23 de abril de 2009. El guión represivo elaborado en algunos despachos oficiales de la Caput Castellae hace aguas y pierde fuelle en el primero de sus varios actos.

El tribunal de la Audiencia Nacional ha desestimado procesar a los jóvenes antifascistas que venían siendo acusados de injurias al rey y a la policía tras la intervención policial de la víspera del 23 de abril de 2009. En dicha fecha la policía interceptó el autobús en el que algunos miembros de colectivos antifascistas locales se desplazaban hasta Villalar de los Comuneros. Tras la marcha atrás por parte de la Audiencia Nacional tendrá que ser el juzgado burgalés el que prosiga las diligencias exentas ya de la acusación de “terrorismo urbano”.

La operación policial tuvo su secuela el 15 de abril de 2010 en el contexto de la cumbre de ministros europeos que se preparaba en Burgos. En aquella fecha la policía irrumpió el local que servía de referencia para algunos colectivos del ámbito antifascista en la ciudad de Burgos. El plato fuerte de la segunda parte de este proceso lo representa la acusación de asociación ilícita presentada contra 7 personas que fueron detenidas durante 48 horas siendo posteriormente acusadas  de tenencia de material explosivo.

A través de un comunicado remitido a diferentes medios amigos y familiares de los procesados salieron al paso argumentando que el supuesto artefacto sobre el que se centra la acusación podría haber sido fabricado durante le tiempo en el que los agentes permanecieron solos en el interior del local.

Desde hace algún tiempo la sombra de los montajes policiales y la ilegalización de las ideas sobrevuela la ciudad que pretende ser Capital Europea de 2016. Hay una hoja de ruta elaborada entre los despachos del número 3 de la Avenida de Castilla y León y la Subdelegación del Gobierno en la que  marcado como principal objetivo figura la necesidad de aplicar la acusación de asociación ilícita ante cualquier expresión de disidencia.

No importa que se trate de bandas de extema-izquierda, okupas pegacuras, anarco-terroristas o vecinos talibanes, por citar algunos de los adjetivos que se vienen repitiendo en la prensa, el objetivo sigue siendo el mismo, a saber, criminalizar toda expresión que en la ciudad se salga de los cánones establecidos. La ordenanza municipal que pronto entrará en vigor no deja de ser otra de sus expresiones que criminaliza bajo el paraguas de un supuesto civismo actividades como la pegada de cárteles o la realización de murales.

Se puede estar o no de acuerdo con las posiciones de determinados colectivos antifascistas siempre cuestionados por la opinión pública, se puede compartir o no sus puntos de vista, se puede incluso, como algunos honrados ciudadanos, rasgarse las vestiduras ante la decisión de la Audiencia Nacional, pero lo que debería sublevar al más pintado, o por lo menos a mi personalmente me subleva, es que se quiera callar la boca a un puñado de chavales a base de acusaciones cocinadas en las más tenebrosas estancias de la que en otro tiempo fuera la Capital de la Cruzada.

Como el común de los mortales, si un monarca bebe al día siguiente le sobreviene la resaca, a pesar de toda su realeza y decir que la policía asesina no debería causar sorpresa, a fin de cuentas quien lleva pistola al cinto suele ser para utilizarla.

http://diariodevurgos.com/dvwps/la-resaca-del-rey-de-las-injurias.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s