Salvad Deóbriga

Elvira Huelbes – Cuarto Poder

Parece que la Junta de Castilla la Vieja, perdón, León, ha decidido ya mandar a casa a los arqueólogos que llevan tiempo excavando en las ruinas prerromanas de Arce-Mirapérez, cerca de Miranda de Ebro (Burgos), porque se impone construir una carretera que una dos polígonos industriales. La vida sigue y hay que dejar a los muertos que entierren a sus muertos, según el Nuevo Testamento.

De modo que estamos de nuevo aquí ante las dos Españas (de entre las miles que hay): la España que quiere saber de sí misma, de sus orígenes, que quiere documentarse para no ir de ignorantona por ahí y la España del progreso, capaz de arrasar cuanto encuentra a su paso, más aún si hay un buen negocio de por medio, que no sé si es el caso.

El burgalés, Pedro García Cuartango, periodista y hombre culto, ha dado la voz de alarma en una modesta columna en la sección de cultura del diario El Mundo del día del Pilar. “Si el tiempo o la autoridad competente no lo impiden –empieza su llamada Cuartango-, las máquinas de excavar empezarán a demoler las ruinas de la antigua Deóbriga el próximo viernes”. O sea, ya mismo.

No es un chigre arqueológico de un grupo de amigos, se trata de la antigua ciudad autrigona de 250.000 metros cuadrados, descubierta hace tres siglos, donde coexisten vestigios ibéricos, quizás celtas, con restos romanos que dan fe de una civilización de la que ya hablan Estrabón y Tito Livio, como detalla el periodista y amigo. Y Plinio el Viejo y Ptolomeo. Y hasta Azorín se refirió a La Bureba, la región donde se encuentran, como el corazón de la tierra de Burgos.

Andan vascones y autrigones a palo limpio por la tierra y el poder entre los surcos que atraviesan la vieja ciudad excavada en la tierra. Historias de conquistas y batallas y también pequeñas historias. Ya sé que de esto podría salir una de esas novelas. Pero lo mejor que podría salir es la decisión del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, de encontrar una solución de carretera que no tenga que volver a enterrar la historia arqueológica que tanto ha costado sacar a flote.

Hay en Cádiz, cerca de El Puerto de Santa María, unas ruinas fenicias muy importantes que llevan años detenidas. Incluso se las volvió a semienterrar “para que no sufrieran daños”, según la Junta de Andalucía. He podido visitar en varias ocasiones estas impresionantes ruinas. Ahora están preparadas como una especie de parque temático para visitas de escolares y turistas. Muy mono todo y hasta ajardinado, pero los trabajos de excavación están paralizados.

Me uno, por tanto, a la llamada de Pedro: salvad Deóbriga, no dejéis que mueran las bases de nuestra historia.

http://www.cuartopoder.es/otromilagro/salvad-deobriga/745

Un pensamiento en “Salvad Deóbriga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s