La universidad de Burgos renueva el acuerdo firmado en 2008 con la empresa nuclenor

Diario de Vurgos

A continuación podeis leer un texto sobre el acuerdo entre Nuclenor y la UBU publicado en la revista “sabotaje” de la asamblea autónoma de estudiantes.

En 2008 sonaba por los despachos de nuestra universidad la posibilidad de que se firmara un importante acuerdo con la empresa nuclenor, así fue, en este año la ubu llegaba a firmar un pacto con la empresa, por el cual se comprometía a la retención, protección y gestión del conocimiento en las actividades estratégicas de la empresa nuclenor, pero ¿quien era esa empresa tan importante llamada nuclenor, con la que la universidad cerraba lazos?

Nuclenor no es ni más ni menos, que el nombre de la empresa que gestiona los recursos de la central nuclear de santa María de garoña, una central nuclear que se encuentra en entredicho desde hace unos años, la polémica viene generada, por el incumplimiento de la normativa para el cierre y desmantelamiento de centrales nucleares.
Garoña abría sus puertas en 1970, con una duración según la normativa de centrales nucleares españolas que preveía ser de 40 años, por tanto en 2009, las puertas de garoña deberían haber cerrado, pero llegados a este punto, el gobierno concedía una prorroga a la central de 4 años, por lo tanto es en 2013 cuando esta prevista la fecha de desmantelamiento de la central.

Esta decisión levanto ampollas en muchos ámbitos, numerosas asociaciones, colectivos, personas autónomas… protestaron duramente por la decisión de prolongar lo que ellos entendían como la muerte.
Mientras la empresa rápidamente ponía en marcha un camino para lavarse la mala imagen, dar sensación de seguridad al exterior y así de paso tratar de guiñar un ojo a los encargados de tramitar su siguiente renovación, por ello la empresa trato de ponerse en contacto con colectivos, de cierto prestigio entre la comunidad y que supuestamente están legitimados por la ciudadanía, no tardo en llamar a el ayuntamiento de Burgos que encantado y frotándose las manos accedió gustosamente a cerrar amistades con la empresa, por las cuales los autobuses de la ciudad, desde hace unos meses lucen unos carteles en los que se puede leer: SI A GAROÑA, junto a esto, numerosas asociaciones de trabajadores y familiares de la central unían fuerzas para abogar por la continuidad, justo en este contesto de unidad a favor de lo nuclear, la empresa nuclenor para dar una mayor relevancia, a esta campaña emprendida de lavarse la imagen, y seguir así engordando sus ingresos multimillonarios, decide meses después del mencionado acuerdo para poner publicidad en los autobuses urbanos, renovar el acuerdo de continuidad con la universidad de Burgos firmado el pasado veinte de noviembre de 2010, por el cual la universidad se comprometía a seguir con el proyecto iniciado en 2008.

Una ciudad como Burgos que opta a algo tan ansiado por comercios y demás colectivos que giran entorno a los intereses económicos, como la capitalidad europea de la cultura tiene que unir fuerzas tanto borreguiles con los secuaces del ayuntamiento, como intelectuales del ámbito universitario, para cerrar así filas entorno a la polémica energía nuclear, llenarse los bolsillos y asegurar a los ciudadanos que una central nuclear abalada por semejantes “instituciones de prestigio” ni contamina, ni es insegura y que por lo tanto debe seguir adelante, pero los  incidentes ocurridos últimamente en la central no nos dicen lo mismo:

El 25 de agosto de 2008 la central sufría un fallo eléctrico que la paralizaba, el día 5 de abril de 2009 la central sufría otro error, que provocaba  la explosión de un transformador, las asociaciones condenaron el incidente pero los Mass- media ni siquiera nombraron el suceso, fatídico mes de abril en el que la central sufrió otros dos fallos, tres fallos en un mes que continuaron sin hacer cambiar de opinión a las autoridades pertinentes, que continuaron con la renovación del plazo de cierre. En febrero la central sufría otro incidente y días después, el 10 de febrero, la central sufría otra parada, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) aseguró que la fuga de barrera de presión que dio origen a una parada programada de la central, estaba  dentro de los límites permitidos a nivel internacional, al tiempo que “desmintió” que ésta hubiera provocado cualquier vertido radiactivo al río Ebro., pero lo cierto es que se produjo una fuga de liquido en el circuito primario de refrigeración del reactor de Garoña.
Con todo este historial, pero con el aval de semejantes órganos de representación parece que se han acallado las dudas sobre la seguridad de la central, pero los datos ahí están y creo que ha nadie le pueden poner en duda, la falta de seguridad en garoña y por mucho que las autoridades defiendan como ecológica y poco contaminante la energía nuclear, todos hemos visto lo acontecido en Chernobyl.
Pese a todo, la universidad renueva el acuerdo firmado en 2008, mientras vende a sus alumnos una campaña en la que con unas pegatinas nos dice:” ayúdanos a cuidar el medio ambiente” y se nos invita a mandar propuestas de cómo cumplir el convenio medioambiental.
Se me ocurren formas de cómo preservarlo, pero también me vienen a la cabeza métodos que no lo conservan y quizás uno de ellos sea la energía nuclear.
Que tomen nota los de las propuestas…

http://diariodevurgos.com/dvwps/la-universidad-de-burgos-renueva-el-acuerdo-firmado-en-2008-con-la-empresa-nuclenor.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s